Trilogía las chicas de campo "Las chicas de campo. La chica de ojos verdes. Chicas felizmente casadas"

; Mercedes Regina López Múñoz (Traductor)
Trilogía las chicas de campo Las chicas de campo. La chica de ojos verdes. Chicas felizmente casadas -  - 9788466344722
EAN: 9788466344722
Editado por: DeBolsillo
Materia: Narrativa
Colección: Contemporánea
Nº en la colección: 0
Serie: Trilogía de las chicas de campo (0)
Idioma: Castellano
Publicado el: 8 Enero 2018
Nº Edición: 1
Nº páginas: 724
Encuadernación: Bolsillo Rústica
14.95
o también con 1308 páginas de

Disponible en la librería en la planta semisótano (Bolsillo)

¿Lo has leido?, comparte tu valoración:

O'Brien pinta un carrusel riquísimo de personajes en esta trilogía no exenta de humor, una obra que fue prohibida en Irlanda por una Iglesia escandalizada ante la historia de estas dos chicas que oculta el retrato de toda una época.
«La memoria y el lenguaje son las mejores herramientas de un escritor.»
Edna O'Brien
Kate y Baba han pasado su infancia en la campiña irlandesa y han forjado su personalidad entre la belleza de paisajes rurales y la asfixia de internados religiosos.
Distintas, pero inseparables, comparten la ambición de dar un vuelco a sus vidas y deciden probar suerte en la gran ciudad. Primero Dublín, que desatará el desboque, la confusión, el miedo, las pasiones intermitentes, el amor en avalancha y el dolor cotidiano de las vidas más reconocibles. Más adelante, Londres las sumerge en el matrimonio, la madurez y la fragilidad de los anhelos.
Las chicas del campo es una trilogía memorable sobre dos chicas en busca de libertad que sacudió la Irlanda de los años sesenta.
Reseñas:
«O'Brien se enfrentó a su madre, a su país y a la iglesia para poner la sexualidad femenina en la página.»
Financial Times
«Está tan bien escrito que no te decepcionará, busques lo que busques.»
Literary Review
«Edna O'Brien escribe las historias más bellas. Ningún escritor o escritora puede compararse a ella, en ningún lugar.»
Alice Munro
«Las novelas de Edna O'Brien son absolutamente memorables porque su genialidad procede del dolor mismo de la memoria.»
...